Propuestas  para trabajar «El espacio» en el primer ciclo

Propuestas para trabajar «El espacio» en el primer ciclo

Trabajar El espacio o el sistema solar con los peques del primer ciclo, a veces, puede resultarnos algo complicado. Por ello, a continuación, te comparto algunas ideas de propuestas para trabajar El espacio en las aulas de 0 a 3 años.

El proponer esta temática a edades tan cortas es simplemente un acercamiento al tema de manera oral y visual, ya que es un concepto abstracto para los peques. Como os iré explicando en cada propuesta, se trata de utilizar el tema como hilo conductor, pero el fin de cada actividad será el trabajo motor y sensorial, experimentar, probar, investigar, etc.

Cuentos

Siempre intento introducirlos en la temática a través de uno o varios cuentos. En este caso, lo veo muy importante, ya que es una temática que ellos desconocen.

El libro que elegí para introducir la temática fue este cuento cantado de Margarita del Mazo, en el que a través de rimas va nombrando los planetas y relacionándolos con personajes más conocidos para los niños y niñas.

Podéis encontrarlo aquí.

Es un cuento sensorial con diferentes texturas con el que van a acompañar a los personajes a visitar la Luna.

Puedes encontrarlo aquí

Este cuento es una maravilla. Se trata de un cuento que leímos con luz negra (también puedes leerlo con literna). Cada página es un poema, dicho o adivinanza relacionada con la Luna.

Puedes encontrarlo aquí.

vista del libro con luz blanca o natural
vista del libro con foco de luz negra

Otros libros que también pueden interesarte:

Haciendo click sobre la imagen verás dónde encontrarlos.

Del mismo autor y editorial de «La Luna». Un cuento para leer a oscuras sobre el universo.
¿Qué hay en el universo? ¿Qué puedes ver con un telescopio? ¿Qué brilla en el cielo?
Aquí encontrarás muchas pistas para adivinarlo, descubre en cada página una sorpresa.
Despacio, lee las pistas, piensa y ¡adivina! ¿Qué se esconde detrás de cada solapa?

El universo en una caja

Esta fue la primera propuesta después de los cuentos. Utilicé una caja de cartón grande, donde ellos cabían. La pinté por dentro con pintura en spray negra «de mala manera», para dar ese efecto de nebulosa. Después, dí unas pinceladas con pegamento con purpurina dorada. Las estrellas que lleva pegadas son de plástico y brillan en la oscuridad.

Los planetas están hechos con bolas de poliespán. Pintados con témpera y sujetos al techo con hilo de pescar. El sol está creado con una bola grande de papel celofán.

Mural del espacio

Este mural esta creado en varias partes. En primer lugar, estampamos con esponjas y pintura blanca sobre el papel negro. Después, dibujé con tiza las órbitas de los planetas.

Los peques crearon los planetas con discos de algodón pintados con agua de color:

Para pintar los discos he reutilizado botes vacíos de gel hidroalcohólico. Los he rellanado con un poquito de agua y pintura. Esta propuesta la podéis hacer con cuenta-gotas si los peques ya están preparados para manejarlos.

Como podéis observar, los colores de los planetas son aleatorios, ya que la intención no es que sepan los colores o distinguir unos de otros, sino que manipulen los discos de algodón, coordinen para echar la pintura en el disco y hagan presión para que salga el agua.

Bandejas sensoriales

Esta bandeja está creada con alubias negras e imágenes de planetas plastificados.

Además, tenían a su disposición cuencos y cucharas para poder trabajar el trasvase.

En esta propuesta utilizamos nins de madera forrados con papel plata para simular astronautas, estrellas luminiscentes y masa sensorial no newtoriana.

Lo curioso de esta masa es que si la golpeas o coges bruscamente, está dura, pero si la tratas con delicadeza o la dejas sobre la mano, se vuelve líquida.

Mesa de luz

Viaje a la luna:

Esta vez, utilizamos la mesa de luz para crear una bandeja sensorial que recree la estancia en la Luna. La base «lunar» es de harina con purpurina plateada y un pelín de agua. También, tenían bolas de papel plata simulando partes de la luna y nins vestidos de astronautas. Al igual que en otras bandejas, tenían cuencos y cucharas translúcidas para trasvasar.

Otras propuestas

Bolsas sensoriales:

Con el sobrante de la bandeja sensorial del espacio, cree estas bolsas. Contienen un poco de alubias negras y un planeta o satélite por bolsa. Están decoradas con pegatinas de estrellas.

Móvil del universo:

Lo utilizamos para decorar la clase y al final del proyecto se lo llevaron a casa como recuerdo. Ellos pintaron los planetas libremente con témpera en stick y después, me encargué de recortar, pegar en la cartulina y decorar con estrellitas de goma eva.

Constelaciones:

Propuesta con materiales reciclados, que podemos hacer en solo 3 minutos. Se trata de crear constelaciones con rollos de cartón y observarlas a oscuras con ayuda de una linterna. Puedes ver el paso a paso para crearlas en este post de instagram.

Estampamos la Luna

Siguiendo con los rollos de cartón, estampamos pintura blanca en una cartulina negra simulando los cráteres de la Luna.

Nos reconocemos como Astronautas

No se trata de una actividad, sino de un material personalizado que cree para reconocernos, decorar la clase y utilizar en las bandejas sensoriales.

Se trata e astronautas plastificados a los que les he pegado la carita de cada uno de mis alumnos. No os dais una idea la sorpresa que se llevaron al reconocer a sus amigos en las fotos.

Psicomotricidad espacial

Para finalizar el «proyecto» hicimos una sesión de psicomotricidad. Para ello, utilizamos bloques blandos recreando una estación espacial para que puedan subir, bajar, trepar, escalar, etc. Además, añadí pelotas forradas con papel plata para trabajar la motricidad fina desenvolviéndolas. Para decorar utilicé los cartones de la caja con la que hice la primera actividad, dejando las estrellas para que puedan tocarlas y quitarlas.

Deja una respuesta