Propuestas para trabajar el INVIERNO

Propuestas para trabajar el INVIERNO

Propuestas de actividades para trabajar el invierno en el primer ciclo de infantil. Si me seguís por instagram, sabréis que llevo un aula de 1 a 2 años. Por ello, las propuestas que os dejaré a continuación son, en su mayoría, manipulativas, sensoriales y sencillas. Adaptadas a las necesidades de mis peques actuales.

Todas las propuestas pueden ser adaptadas a niños y niñas mayores, sólo hay que echarle un poquito de imaginación y escuchar las necesidades de nuestros alumnos y alumnas.

¡Vamos con las propuestas!

Decoración del aula

Este año, para ambientar el aula pinté una ventana con tiza líquida, simulando nieve. Con papel adhesivo marrón cree ramas de árboles con nieve por encima y añadí un muñeco de nieve.

Además, en otra ventana teníamos pegadas las letras de «invierno», que podéis descargar gratis, haciendo click aquí.

A lo largo del proyecto, hemos seguido decorando el aula, exponiendo las manualidades que iban haciendo mis bichitos.

Manualidades

La primera manualidad que hemos hecho han sido estos simpáticos pingüinos. Realmente, ellos sólo han estampado su manita en color negro. El resto del trabajo, lo he tenido que hacer yo, pero ha quedado muy gracioso para decorar el aula y llevárselo a casa como recuerdo para los papis.

Primero estampamos la mano con pintura negra. Una vez seca, pegamos un disco de algodón simulando la barriga del pingüino, un pico con cartulina y ojos móviles. Al rededor pusimos nuestros deditos para simular la nieve.

La siguiente propuesta fue pintar con color azul sobre círculos. Nos ayudamos de esponjas y en cada círculo, con cinta de carrocero marqué líneas formando un copo de nieve. Una vez seco, retiré las cintas para observar el resultado final.

La última propuesta artística, fue pintar un copo de nieve de sal y observar cómo ésta absorbía la pintura y se iba expandiendo.

Para realizar esta propuesta, primero tienes que dibujar en un cartón el copo de nieve (o el dibujo que desees) con cola blanca. Seguidamente, echamos sal hasta que cubra toda la cola y dejamos secar bien. Una vez seco, con ayuda de un cuentagotas o un pincel, vamos echando pequeñas cantidades de pintura diluida en agua.

Es importante que dejéis secar en horizontal. Si lo pones en vertical antes de tiempo, puede pasarte como a mi y acabar la obra con efecto «chorreado».

Bandejas sensoriales

En esta ocasión han sido dos bandejas ambientadas en el invierno y con diferentes texturas para la estimulación sensorial.

La base de esta bandeja es una falsa nieve, creada con bicarbonato de sodio y agua. Si está fría dará más sensación de nieve. Para crearla, solo tienes que echar 3 medidas de bicarbonato por una de agua.

Acompaña la experiencia con troncos, nins y rodajas de madera. Si querían trasvasar, disponían de cucharas, platos y vasos, así como de pompones de lana para crear contraste de texturas. El árbol estaba a modo decorativo, pero también fue parte del juego,

La siguiente bandeja, es muy similar a la anterior en cuanto a elementos. Pero cambia la falsa nieve, esta vez creada con la celulosa de los pañales. Para hacerla, tienes que abrir un par de pañales por la parte de dentro (donde absorbe el pipí) y sacar todo el interior. Poco a poco, echa agua y permite que la celulosa vaya absorbiendo. Depende el tipo de pañal necesitarás más o menos cantidad.

Provocaciones

Para esta temática, les propuse cuatro tipos de provocaciones muy diferentes entre sí.

La primera, fue con ropa de abrigo: bufandas y gorros. Otros años, añadí guantes y botas de agua.

Esta provocación es muy sencilla y llamativa para los más peques. Las dos bandejas blancas, están rellenas de espuma de afeitar. Al rededor, vasitos reciclados. Para darle ese toque invernal, decoré las bandejas como si fuera un muñeco de nieve con cartulinas.

Esta provocación libre y abierta a la imaginación está creada con rollos de papel formando un copo de nieve y los pompones de lana que utilizamos en propuestas anteriores.

En este caso, les propuse manipular cubitos de hielo y bolas de hidrogel (cuidado con estas bolas que son tóxicas). Para promover el trasvase, disponían de cuencos y cucharas.

Para acabar la temática, hicimos una fiesta del invierno blanca. Colgamos del techo globos blancos y tiras de papel higiénico. Por el suelo, papel continuo blanco, con trozos de papel higiénico y papel pinocho. De fondo, sonaba música clásica.

Mesa de luz

Trabajamos con la mesa de luz, buscando animales escondidos: pingüinos, osos polares y focas. Cada animal estaba oculto debajo de un vasito translúcido. Además, para ambientar la mesa y estimular la vista, coloqué un trozo de papel celofán azul donde íbamos dejando los animales encontrados.

Psicomotricidad

Trabajamos la psicomotrcidad fina, el agarre y la coordinación óculo manual, insertando pelotas azules en nuestro muñeco de nieve hecho con cartón.

Y hasta aquí algunas propuestas para trabajar el invierno con los más peques. Espero que te haya gustado, lo pongas en práctica y, sobre todo, que te sea de utilidad.

Deja una respuesta

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. EDTHER

    ¡Qué ideas más bonitas!